miércoles, 8 de julio de 2015

La verdadera historia de Pokémon Diamond y Jade

Muchos conocerán unos juegos que parecen Pokémon, se llaman Pokémon, pero NO son Pokémon. Estoy hablando de...

Pokémon Diamond y Jade

Pues bien, en realidad estos juegos provienen del Japón y obviamente no son Pokémon, si no que son otros juegos distintos pero parecidos conocidos como...

Keitai Denjuu Telefang: Power & Speed

Estos juegos nunca llegaron a salir oficialmente de Japón, y digo oficialmente porque salieron pero...
Pirateados.
Así es, los chinos, que son muy espabilados ellos, cogieron los juegos y, para venderlos como sólo ellos saben, los tradujeron mal traducidos (al chino y luego al inglés) y los llenaron inexplicablamente de bugs, tanto que ni se puede continuar la partida guardada.
Y claro, pera vender más no se les ocurrió otra idea que cambiarles el nombre a Pokémon, porque Pokémon vende, y ponerles nombres típicos de ediciones (tan típicos que casualmente más adelante salió el Pokémon Diamond de verdad para DS) y se inventaron unos legendarios basados en el espíritu del bosque de Princesa Mononoke (que además se parece a Xerneas de Pokémon X, fíjate cuantas casualidades) y una serpiente azul con perilla que nadie sabe de donde surgió porque no se parece a nada.
Pero bueno, gracias a los chinos estos juegos ganaron fama fuera de Japón (o infamia más bien) y pudimos conocerlos. Incluso yo probé el Pokémon Diamond cuando descubrí los emuladores (y menos mal porque es la única forma de jugarlo y poder guardar) y se convirtió en mi juego favorito, pero de eso ya hablaré más adelante.
Incluso conoceréis al protagonista porque...